¿Cuál es el mantenimiento correcto para los reductores?

 


Como sabes, implementar procedimientos correctos de lubricación es fundamental para obtener el máximo rendimiento del equipo de trabajo y prolongar su vida útil, incluso cuando de los reductores se trata. En este caso, el propósito principal de usar aceites lubricantes es disminuir la cantidad de fricción creada por la acción giratoria del engranaje y así evitar el sobrecalentamiento. Los aceites realizan esta tarea recubriendo los componentes de cambio con una capa protectora. La siguiente información lo ayudará a comprender los tipos de aceites para engranajes y cómo mantener sus reductores de engranajes, lo que finalmente lo ayudará a prolongar su vida útil.

Lograr dichos propósitos sólo es posible si se selecciona el lubricante adecuado. Para elegir, normalmente se tienen dos principales opciones: los aceites de origen mineral y los sintéticos. Saber cuál de ellos es el adecuado depende de cuatro atributos:
  1. Viscosidad 
  2. Índice de viscosidad 
  3. Punto de fluidez 
  4. Contenido de aditivos químicos
La viscosidad es la capacidad de un aceite para tener un flujo restringido cuando la máquina está expuesta a presión. Este factor también indica la densidad de la capa de lubricante para que puedas seleccionar el tipo correcto, considerando las temperaturas de trabajo de la máquina. 

El índice de viscosidad es la capacidad que tiene el aceite para mantener la misma viscosidad, incluso cuando su temperatura está cambiando. Cuanto mayor es el índice de viscosidad de un aceite, más pueden variar sus temperaturas de trabajo mientras conserva su viscosidad original.

El punto de fluidez es simplemente la temperatura más fría a la que se puede verter el aceite. Para una lubricación adecuada, el punto de fluidez de un lubricante debe estar entre -12 y -9 grados Celsius por debajo de la temperatura ambiental más fría que se pronostica que puede alcanzar la máquina.

Los aditivos minerales como el grafito, el azufre y el fósforo son extremadamente útiles para minimizar la fricción de los engranajes. Sin embargo, los aceites para engranajes con aditivos no deben aplicarse a reductores con frenos o topes de inversión de rotación, que dependen de la fricción para un funcionamiento suave. 

Sabiendo todo lo anterior, la mejor manera de implementar un mantenimiento adecuado de los reductores, respecto a la lubricación, es mantenerlos siempre suministrados con el volumen adecuado de aceite, y así asegurarse de que funcionen de la manera más eficiente en la que pueden hacerlo. Cuando sus niveles de lubricación no son los adecuados, los reductores pueden averiarse de forma prematura. 

Por otra parte, el exceso de aceite en un reductor puede provocar un aumento de las burbujas debido a que hay demasiado aire atrapado en el líquido. Cuando esto sucede es casi seguro que se producirá un sobrecalentamiento debido a la menor capacidad de la combinación de aceite y aire para eliminar el calor. Para obtener una lectura exacta, los niveles de aceite deben inspeccionarse mientras el reductor está apagado y después de que haya tenido suficiente tiempo para enfriarse.

Encuentra los aceites industriales y la gama de aceites para corteaceites solubles y refrigerantes para corte de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.


“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable de cualquier daño que cause el seguimiento de este texto, en caso de requerir información adicional favor de contactarnos”.







Comentarios

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos o visita nuestro sitio web Llámanos: 3336844161