Consideraciones de salud, seguridad y seguros durante coronavirus

 




Independientemente de su ámbito de desarrollo, nivel socioeconómico y edad, por mencionar algunos factores, la declaratoria de pandemia y la rápida propagación del COVID-19 ha representado para las personas un desafío emocional y económico sin precedentes. 

También nos ha obligado a modificar la vida tal y como hasta marzo del 2020 la conocíamos, orillándonos prácticamente a cuidarnos hasta de nosotros mismos. Frente a este panorama, todos los actores sociales, incluidos los empleados y sus patrones en cada organización, deben reconocer y adoptar el papel que juegan para contribuir a ponerle freno a este problema de salud.

A nivel global, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido la guía principal y fuente de información confiable para determinar cómo, tanto empleadores como empleados, deben actuar para protegerse, así como qué medidas deben implementarse en las diferentes áreas de trabajo, y cómo prevenir, en general, que el nuevo coronavirus se siga propagando. 

Para preparar el ambiente laboral de forma que se privilegie la prevención de los contagios del COVID-19, tanto la OMS como las autoridades de salud pública alrededor del mundo han emitido una serie de recomendaciones estandarizadas para los empleadores, que incluyen:  

Asegurarse de que sus lugares de trabajo estén limpios e higiénicos, limpiando con desinfectante superficies de escritorios, mesas y objetos como teléfonos y teclados varias veces durante la jornada laboral, debido a que el virus puede estar presente en todas las piezas que han sido tocadas tanto por empleados como por clientes, pues tocarlas y posteriormente llevar las manos al rostro representa una de las principales fuentes de contagio. 

Promover el lavado de manos regular y completo por parte de empleados, contratistas y clientes. Para facilitar esta labor, se recomienda colocar dispensadores de desinfectantes para manos en lugares clave del área de trabajo, así como asegurarse de que éstos sean rellenados antes de vaciarse. También deben asegurarse de que tanto los colaboradores como los contratistas y clientes tengan acceso a espacios donde puedan lavarse las manos durante al menos 20 segundos, con agua y jabón, esto, porque lavarse las manos mata el virus y con ello se previene la propagación del COVID-19. 

Promover una adecuada higiene respiratoria en el lugar de trabajo. Las campañas de comunicación son excelentes auxiliares para difundir las medidas adecuadas de higiene respiratoria. Otra parte fundamental en este punto es abastecer a todos los empleados y visitantes del área de mascarillas y pañuelos de papel desechables, e instalar contenedores herméticos para deshacerse de ellos. Todo esto se recomienda porque una adecuada higiene respiratoria previene la expulsión de gotículas de saliva, por medio de las cuales las personas infectadas transmiten la enfermedad a otras personas sanas. 

Informar e implementar entre sus empleados, contratistas y clientes que si una persona que presenta tos seca, fiebre de 38 grados o más, ésta debe permanecer en casa. Entre las personas que padecen enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, cáncer y otras, así como las mujeres embarazadas y el personal a cargo de menores de edad, debe privilegiarse el teletrabajo; es decir, deben permanecer en casa desarrollando todas las actividades laborales que les sean posible a la distancia. 
 


“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable de cualquier daño que cause el seguimiento de este texto, en caso de requerir información adicional favor de contactarnos”.

Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161