Consecuencias directas del exceso de lubricación en tu maquinaria

 




El buen mantenimiento de la maquinaria es un aspecto indispensable para cualquier línea de producción. Desde luego, es importante tener en cuenta qué tipo de mantenimiento se va a llevar a cabo, y, sobre todo, cuánta lubricación es debida para cada máquina.

Aunque es verdad que cada máquina tiene un método distinto y cantidad de llenado, todas tienen algo en común. Esto es que al tener un sobrellenado, pueden experimentar dificultades para cumplir su labor. 

Uno de los principales motivos que propician el sobrellenado de lubricante, es el desconocimiento de quienes llevan a cabo dicha labor, ya que algunas personas, buscando cuidar el estado del equipo y en su afán de potenciar al máximo la capacidad de la máquina, consideran que si utilizan una mayor cantidad de lubricante lo conseguirán. 

Sin embargo, la lubricación excesiva puede causar serios problemas, por ejemplo, sobrecalentamiento, daño al motor eléctrico y rotación de grasa.

A su vez, esos graves problemas son costosos de solucionar, pues además del precio de las piezas que probablemente deban sustituirse y de la mano de obra necesaria para hacerlo, la máquina deberá permanecer en paro mientras es reparada, generando pérdidas para la producción. 

Afortunadamente se trata de una circunstancia fácil de evitar, ya que todo depende del tiempo que decidas invertir en la capacitación del personal encargado, así como en la adecuada aplicación de las grasas, siguiendo al pie de la letra las indicaciones del fabricante y las técnicas de reemplazo al engrasar.

A continuación, te presentamos algunas razones del por qué debes evitar el exceso de lubricantes en tus máquinas.

Suciedad ambiental: El lubricante, al ser un material denso y en algunos casos sólido, tiende a tener un efecto negativo en la maquinaria, pues va recogiendo la suciedad ambiental que encuentra a su paso y, así, la hace también parte del sistema.

Mayor probabilidad de fugas: Cuando se tiene más lubricante del debido, aumenta la probabilidad de que éste se desborde o se fugue, haciendo necesario un mantenimiento más exhaustivo con la reparación de filtros de aire, latiguillos o respiraderos.

Degradación química y calentamiento: El exceso de lubricante puede generar un gran calentamiento, y así variar las condiciones de lubricación que ofrecería originalmente, dificultando el paso del aceite por las zonas más críticas de la máquina. A su vez, la degradación química puede ocasionar una oxidación acelerada y fallo en los motores eléctricos.

Mayor gasto de energía: Cuando se excede el límite de lubricación en una máquina, el aceite, debido a su gran volumen, disminuye su temperatura y, en consecuencia, aumenta su viscosidad. Por lo tanto, se requiere más energía para mover la máquina, con el correspondiente incremento del gasto energético que eso conlleva. Este fenómeno es incluso más visible en motores térmicos.

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable de cualquier daño que cause el seguimiento de este texto, en caso de requerir información adicional favor de contactarnos”.

                      

Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161