Selecciona el lubricante adecuado para el montaje de llantas


En México se producen millones de llantas cada año y cada una es revisada a detalle para asegurarse de que cumpla con los estándares de calidad requeridos. Todas y cada una de ellas son sometidas a pruebas que simulan el uso que recibirán una vez instaladas en los automóviles.

El trabajo para garantizar que el neumático no genere vibraciones al rodar, que esté equilibrado para que se gaste uniformemente y que su uso sea seguro, no es fácil, ya que requiere garantizar que cada llanta sea perfectamente redonda, homogénea y totalmente uniforme, para así, brindar seguridad a los automovilistas. 

El punto crítico del control de calidad de las llantas sucede en la última parte de su proceso, justo antes de salir de la fábrica. En esta inspección se mide cada una de las variables de su uniformidad y de la calidad de sus materiales. 

Para hacerlo, se monta sobre un rin, se infla y se gira alcanzando las revoluciones de una marcha, simulando que se encuentra funcionando en un automóvil. 

Con una máquina especial se mide si la llanta gira o no uniformemente y es posible detectar en qué punto no se encuentra equilibrada.

Una vez en uso, cada llanta es montada con frecuencia tanto en estas máquinas especializadas de uso industrial, como en las llanteras disponibles a lo largo de la ciudad. 

Si no cuenta con la lubricación adecuada, la rueda puede presentar averías, deformaciones o desgaste prematuro que se traducen en un peligro latente al rodar en el automóvil. 

Así que, tanto para su uso industrial como para ofrecer el servicio de reparación de llantas, es importante emplear un aceite lubricante de calidad que permita mantener el buen estado del neumático. 

Para lograr que así sea, verifica que el aceite que empleas cuente con las siguientes características:

  • El aceite debe ser fácil de aplicar en toda la superficie de la llanta
  • Debe contar con una consistencia viscosa para untarlo con facilidad, pero sin que se derrame fuera del neumático
  • Debe permitir que el montaje de la llanta sobre el rin sea fácil
  • Debe generar poca espuma, ya que esta desestabiliza la lubricación y eleva su viscosidad
  • Debe ser bajo en sólidos para evitar que manche el rin donde será montado y el área de trabajo
  • Un buen lubricante deberá evaporarse en un par de minutos
  • Revisa su PH, debe estar entre 8.0 y 10.0 para proteger tus herramientas y el rin de la corrosión
  • Deberá dejar una película fina sobre la llanta que sea fácil de reactivar con un poco de humedad

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable de cualquier daño que cause el seguimiento de este texto, en caso de requerir información adicional favor de contactarnos”.


Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161