Factores que influyen en la degradación de aceites lubricantes



Cuando la producción de una empresa depende de la operación correcta de su maquinaria, un paro inesperado puede ser catastrófico, generando altos costos por pérdidas o mermas. Para que esto no suceda, es fundamental que las máquinas reciban el mantenimiento adecuado, y sean suministradas con los lubricantes correctos.

En toda línea de producción existen máquinas críticas, y como su nombre lo indica, hay que poner especial atención en estas, pues se definen así por su importancia en toda la línea. Esta maquinaria crítica para la operación no puede detenerse en ningún momento (que no haya sido preparado con antelación) y más importante aún, deben trabajar al 100% de su capacidad, en todo momento.

Todo lo que hemos mencionado puede lograrse si se presta la debida atención al aceite lubricante utilizado en las máquinas. Pero ¿por qué es tan importante el aceite? Las máquinas funcionan con piezas, grandes y pequeñas, que trabajan en conjunto, en especial aquellas con piezas rotativas o de transferencia de presión o carga. El roce continuo de estas piezas deriva en la generación de calor que eleva la temperatura, lo que puede deformarlas o desgastarlas por la fuerza en el contacto continuo.

Mantener el aceite lubricante en óptimas condiciones permite que la máquina opere sin fallas de este tipo. Los aceites lubricantes generan una película protectora sobre las piezas, ayudan a reducir las temperaturas y mantienen las piezas limpias de impurezas. Sin embargo, todos los lubricantes tienen una vida útil, por lo que deberán ser monitoreados para programar su cambio y evitar paros inesperados en la operación.

Es imposible detener la degradación de los aceites lubricantes, pero sí podemos detectar los factores que disminuyen la vida útil de los mismos. El aceite se verá afectado de distintas maneras según el entorno en el que esté funcionando; la oxidación es tal vez el desgaste más común que presentan, pues es imposible que el aceite no tenga contacto con el ambiente, aunque se puede reducir su exposición a polvo, tierra o partículas ajenas al área de trabajo del lubricante, y todos estos elementos disminuyen una de las características más importantes del aceite: su viscosidad.

El desgaste del aceite lubricante no es un proceso que aparezca repentinamente, al contrario, se va presentando de manera paulatina, mientras el aceite trabaja dentro de la máquina y dependiendo de las condiciones en las que se encuentre.

Factores externos como el oxígeno, la temperatura o la acidez afectan de manera diferente el tiempo de vida útil del aceite. Para calcular cuánto durará dicho período, a los factores externos y propios de la máquina se le deben sumar las características propias del lubricante, por ejemplo, considerar que los aceites minerales presentan una degradación continua a través del tiempo mientras que los lubricantes sintéticos mantienen una leve degradación constante a lo largo del tiempo hasta que llegan al final de su vida útil.

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable de cualquier daño que cause el seguimiento de este texto, en caso de requerir información adicional favor de contactarnos”.



Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161