Los sectores que son sensibles a la contaminación de lubricantes



Los lubricantes contaminados son la causa del 90% de las fallas de la maquinaria, y como consecuencia de esto, del tiempo de inactividad en los procesos de producción. ¿Lo sabías? Si la respuesta es no, seguramente ahora estás pensando que es mejor hacer pequeñas pausas escalonadas para que los aceites sean filtrados, analizados y reemplazados en cada una de las máquinas que integran tu equipo, antes que sufrir paros prolongados para sustituir bombas, válvulas, cilindros y sellos dañados por un lubricante en mal estado. 

Desgraciadamente, son pocas las organizaciones que le otorgan la importancia requerida al análisis de lubricantes y al cuidado del ingreso de contaminantes, para prevenir su afectación. De hecho, en muchas máquinas, evitar por completo la contaminación es la única manera de lograr que ésta no le afecte, debido a que algunas de ellas no tienen filtro, o el que poseen es grueso, dejándola sin protección frente a los finos tamaños de las partículas contaminantes. 

Cuando dichas partículas no se eliminan por filtración o por sedimentación, el nivel de contaminante de un lubricante es igual a las horas de servicio de la máquina multiplicadas por el número de partículas ingresadas por hora; es decir, tenemos la tasa de ingreso. Para las máquinas expuestas al polvo ambiental, el recuento de partículas puede superar los niveles recomendados en un tiempo muy corto, haciendo que después de unos días de exposición, el aceite se parezca más a un compuesto de pulido, que a un lubricante. 

En la industria, existen sectores que son particularmente vulnerables a sufrir los daños que hemos expuesto anteriormente:

Sector energético: Las turbinas de gas y las turbinas de vapor, indispensables para que esta industria cumpla su propósito, son las más expuestas a sufrir la contaminación de sus lubricantes. Mientras que en las turbinas de gas el control de agentes contaminantes es relativamente fácil, debido a que se trata de sistemas generalmente limpios cuyo principal problema suelen ser las partículas de desgaste, en las turbinas de vapor se presenta el constante riesgo de que el agua, involucrada de manera fundamental en el proceso de generación de vapor, pueda llegar en forma de vapor hasta el lubricante durante el proceso, recuperando su estado líquido y afectando al sistema. Para evitarlo y garantizar el correcto funcionamiento de la máquina, es indispensable establecer y mantener parámetros de operación controlados.

Sectores con procesos automatizados: Los procesos que se desarrollan a cargo de robots se caracterizan por ser más limpios y ordenados, así que el origen principal de la contaminación de sus lubricantes es el interno, producido por la pérdida o variación de la viscosidad de sus aceites, que deriva en movimientos de la posición del robot, y que tiene como consecuencia la pérdida de precisión en los procesos, provocando incluso su paro. 


Sector público y sector minero: La maquinaria involucrada en las operaciones de estos sectores tienen en común su alta exposición a entornos de trabajo sumamente agresivos y con alta presencia de agentes contaminantes. Además del desgaste y la contaminación interna que puede producirse en sus combustibles de manera normal o esperada, debemos añadir el riesgo del contacto que tiene la maquinaria con el polvo, el agua y los refrigerantes empleados para mejorar el funcionamiento de sus grandes motores. 

Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161