Análisis de aceites y su importancia


El uso adecuado del aceite lubricante puede extender su periodo de vida útil y evitar mermas y pérdidas económicas producidas por los paros repentinos de producción, originados por desperfectos o malfuncionamientos de las piezas que conforman a las máquinas. 

Para lograrlo, se recomienda llevar a cabo un monitoreo periódico de los aceites, que permite detectar la cantidad de partículas y elementos presentes en el aceite e identificar parámetros normales de funcionamiento, y saber cuándo se están produciendo alteraciones que ponen en riesgo al dispositivo. 

Esto no es otra cosa que el análisis de aceite. Para llevarlo a cabo, se toma una muestra del aceite que posteriormente se estudia en laboratorio para determinar cuál es su estado, cuáles son sus necesidades de cambio o mantenimiento, y predecir el comportamiento del lubricante durante la operación de la maquinaria. 

Es normal que al realizar estos estudios se encuentren en el aceite partículas de desgaste propias de la fricción entre las piezas de la maquinaria al funcionar. Aunque el objetivo es determinar la etapa de vida útil en la que se encuentra el lubricante, estos análisis arrojan información que ayuda a minimizar el desgaste de las piezas, gracias a que se puede detectar de dónde vienen los residuos que se encuentran en el aceite.

El análisis de aceites debe ser completo y no limitarse solo a la muestra del lubricante en turno. Es importante que quien se encargue de esta evaluación analice a su vez el entorno en el que trabaja el aceite. Se debe tomar en cuenta el uso que se le da y las instalaciones donde se trabaja. El análisis debe orientarse a determinar:

Los niveles de degradación del lubricante para detectar qué aceites se encuentran en buen estado y no es necesario que sean cambiados, y cuáles se encuentran deteriorados y es necesario programar su sustitución.

El material de los componentes que se encuentran en el aceite para determinar de qué piezas proviene y si se han desgastado lo suficiente como para llevará a cabo su sustitución. 

La entrada de contaminantes, sólidos o líquidos que pudieran estar afectando el desempeño óptimo del aceite.

Los aceites lubricantes son parte fundamental del buen funcionamiento de la maquinaria, por eso, debe diseñarse e implementarse un plan estratégico, estructurado con el fin de detectar a tiempo los errores y áreas de oportunidad existentes. El mismo plan debe contemplar los diferentes tipos de aceites y maquinarias que se utilizan, y arrojar datos sólidos que sean la base para la toma de decisiones.

El monitoreo de los aceites ayuda a extender la vida útil de los lubricantes, a prevenir averías, y reduce el gasto en aceites lubricantes. También disminuye el impacto al medio ambiente que se genera al deshacerse de lubricantes inservibles con frecuencia. 

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

Comentarios

Entradas populares