Digitaliza tus procesos de producción antes de que esto te pase…



La transición digital en los procesos de producción avanza a ritmo vertiginoso en el mundo entero, y con ello, los clientes de todas las industrias tienen expectativas y exigencias más altas. 

Para satisfacerlas, es necesario invertir y asegurar la obtención de todas las ventajas posibles, para mantener las condiciones de crecimiento, mejorar los productos y ganar prestigio en sus mercados. 

Mucho hemos escuchado acerca de las mejoras en la productividad, eficiencia y eficacia de las empresas que hacen uso de la tecnología en sus procesos de producción. 

Sin embargo, poco se ha explicado acerca de las deficiencias y atrasos que se producen al no digitalizar los procesos de producción en la empresa. Por eso a continuación, enlistamos las principales consecuencias que podrías sufrir en caso de no digitalizarte: 

Pérdida de competitividad: Quien no avanza se queda atrás, y la industria no es la excepción. No digitalizar tus procesos de producción puede hacer que tus clientes te dejen en el olvido, y que acudan a tus competidores que ya implementan estrategias digitales en sus operaciones. A mediano, y probablemente a corto plazo, esto se traduciría en el adelgazamiento de tu cartera de clientes, y, por lo tanto, en la pérdida de proyectos, oportunidades laborales e ingresos económicos para tu empresa.

Deterioro prematuro de la maquinaria, equipo y herramientas de trabajo: Además de tener un impacto positivo en la eficiencia de las cadenas de producción, la implementación de sistemas digitalizados también es útil para prevenir y actuar a tiempo ante desperfectos y necesidades de mantenimiento de la maquinaria. Un ejemplo claro de esto es el monitoreo que se realiza a través de sensores, que son capaces de detectar fallos y descomposturas en su primera etapa, antes de que deriven en problemas de funcionamiento mayores. Cuando no utilizas estas herramientas digitales, pierdes la oportunidad de conocer y detener a tiempo estos obstáculos de operación, provocando además de la pérdida de dinero por los paros temporales que las reparaciones requieren, que no estés aprovechando por completo la vida útil para la que fue diseñada la maquinaria.

Procesos de producción obsoletos: Tal y como explicamos en el punto anterior, la implementación de herramientas digitales de monitoreo otorga diversas ventajas, de entre las que destaca la capacidad de obtener datos precisos acerca del funcionamiento de cada una de las máquinas, mismos que posteriormente pueden estudiarse en conjunto para diseñar procesos productivos más eficientes. Cuando no utilizas a tu favor las herramientas tecnológicas, es muy difícil, casi imposible, que puedas obtener la información necesaria para establecer correlaciones y ajustes en las áreas necesarias para mejorar. 

Tendrás gastos, no inversiones: No es ningún secreto que la implementación de herramientas digitales en tus procesos de producción requerirá la compra de softwares, hardwares y el pago de honorarios a los especialistas que te ayudarán a instalarlos. Sin embargo, estos egresos representarán para tu empresa una de las mejores inversiones que puedes hacer en la actualidad, ya que como hemos mencionado anteriormente, te brindarán la posibilidad de incrementar la eficiencia de tus procesos y la vida útil de la maquinaria, así como de disminuir los costos de mantenimiento, por lo que, sin lugar a dudas, en poco tiempo recuperarás con creces tu inversión. 


Comentarios

Entradas populares