Cómo solucionar la espuma en el aceite lubricante



Uno de los problemas más comunes en los componentes lubricados con aceite es la presencia de espuma. Se trata de una serie de pequeñas burbujas de aire que se acumulan en el fluido, o muy cerca de el. 

Cuando el problema es severo, la espuma puede escaparse de la máquina a través de respiraderos y varillas. Al ser un aislante térmico eficiente, la espuma puede hacer que la temperatura del aceite sea difícil de controlar, conduciendo al exceso de oxidación, a la reducción de las propiedades lubricantes del aceite y fallas en el sistema hidráulico. 

Algunas de las causas más comunes de la formación de espuma son el agotamiento del antiespumante, la contaminación del agua, contaminación por sólidos, problemas mecánicos que dejan expuesto al lubricante a la aireación, la contaminación cruzada del fluido con el lubricante incorrecto, la contaminación del fluido con grasa, y la presencia de demasiado aditivo antiespumante. 

Para solucionar la presencia de espuma en el aceite lubricante, lo primero por hacer es cambiar el aceite, o por lo menos, llevar a cabo un drenaje y recarga parcial. Si la causa de raíz fue algún tipo de contaminación, entonces también deberá hacerse una descarga. 

Para los sistemas de gran volumen esto puede ser costoso, por eso, el reacondicionamiento del lubricante es una opción para considerar, teniendo en cuenta que esto no siempre funciona. 

Cuando la raíz del problema sean las partículas y contaminación del agua, asegúrate de controlar el ingreso de contaminantes antes de recurrir a la filtración, particularmente cuando se manejan aceites para engranajes donde la filtración fina puede eliminar el aditivo del fluido. 

Si el problema deriva de la contaminación cruzada con otro aceite, soluciónalo con la identificación de fluidos o codificación por colores, e implementando un programa de capacitación. 

Si la contaminación por grasa condujo a la formación de espuma, asegúrate de que se hayan calculado y respetado las cantidades y frecuencias correctas de reabastecimiento.

Como vemos, la solución de los problemas de espuma en el aceite lubricante puede representar un verdadero desafío que, en cualquier caso, puede y debe resolverse mediante un proceso de identificación y corrección del origen del problema. 

Comentarios

Entradas populares