El exceso de lubricación puede ser un factor crítico en el desempeño de tu maquinaria


“Nada con exceso, todo con medida”. Esta frase que parece extraída de cualquier anuncio comercial sobre bebidas alcohólicas y otros productos para adultos, es aplicable a muchos ámbitos de la vida y del trabajo, incluida la industria y el mantenimiento de maquinaria.

En el afán de proteger y potenciar al máximo la capacidad de funcionamiento del equipo de trabajo, algunas personas piensan que empleando más lubricante del indicado ayudan a la máquina. Sin embargo, la lubricación excesiva puede causar serios problemas, por ejemplo, sobrecalentamiento, daño al motor eléctrico y rotación de grasa.

Dichos problemas son graves y costosos de solucionar. Afortunadamente, todos ellos son fáciles de evitar, pues todo depende del tiempo que decidas invertir en la capacitación del personal encargado, así como en la adecuada aplicación de las grasas, siguiendo al pie de la letra las indicaciones del fabricante y las técnicas de remplazo al engrasar.

De hecho, una de las causas más comunes de lubricación excesiva es la falta de conocimiento del personal que interviene en su mantenimiento. Sucede que prácticamente todas las personas podemos entender que un mecanismo se descompone por no estar lubricado, pero casi nadie sabe los daños que lubricarlo de más puede desencadenar, por ejemplo:
  • Falla del motor: El exceso de la grasa lubricante puede alcanzar los devanados del motor, ocasionando que queden aislados, y que se produzca un rendimiento ineficiente por sobrecalentamiento y fallas en los rodamientos.

  • Daño del sello: Sí, los sellos también pueden tener un impacto negativo por lubricación excesiva, porque el exceso de grasa tiende a encontrar su camino precisamente entre los sellos, haciendo que se rompan y que agentes contaminantes como el agua y la suciedad del ambiente se filtren en la carcasa de rodamiento. Solucionar una falla de este tipo implica llevar a cabo una limpieza completa del sistema.

  • Grasa batida: En lugar de girar, los rodillos se deslizan a lo largo de las pistas de rodadura, cuando los cojinetes tienen exceso de lubricación. A medida que avanzan, también empujan la grasa fuera del camino, lo que termina dando como resultado que, en realidad, la lubricación no exista en las partes adecuadas. Esta rotación de grasa y la acelerada purga de aceite hacen que las temperaturas de los componentes aumenten, causando a su vez que la grasa se endurezca y cada vez sea más difícil la lubricación, produciendo falla del rodamiento y oxidación.

Determinar y conocer la frecuencia de re engrase y la cantidad de grasa adecuadas son apenas los primeros y fundamentales pasos que debemos seguir, para evitar estos y otros daños por lubricación excesiva. Esta información puede ayudarnos a ahorrar mucho tiempo, dinero y esfuerzo. Para prevenir estos problemas, también puedes emplear un programa de gestión de la lubricación, con cuya estandarización podrás enterarte oportunamente cuando el momento de re engrasar se aproxime.

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable por ninguna falla que resulte del seguimiento de este texto, para mayor asesoría favor de comunicarse con nosotros y con gusto lo atenderemos”

Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161