Degradación de lubricantes industriales ¿Qué factores influyen?


Un daño o un mal funcionamiento de las máquinas que conforman una línea de producción industrial, puede derivar en altos costos por la pérdida de producción que su reparación o remplazo suponen. Esta pérdida puede ser más alta cuando se trata de maquinaria crítica, es decir, las máquinas de las cuales depende toda la línea de producción para funcionar correctamente. 

En la mayoría de los casos, estas situaciones tienen origen en la falta de mantenimiento, que evita que la maquinaria se encuentre en óptimas condiciones, por lo que realizar una revisión periódica es fundamental para asegurar su óptimo desempeño. 

El aceite lubricante que se utiliza en estas máquinas debe tener la máxima calidad posible, libre de impurezas y contaminantes, así como en los niveles adecuados para cumplir su función de reducir el desgaste de las piezas que conforman la maquinaria, en especial cuando se trata de máquinas rotativas o en las que se transfiere la carga a través del lubricante. 

Utilizar el aceite lubricante correcto ayuda proteger las piezas metálicas que tienen contacto frecuente, creando una película protectora que evita que se desgasten, calienten y deformen por esta fricción. También ayuda a mantener la temperatura adecuada para que la maquinaria pueda trabajar, transfiriendo el calor generado por el funcionamiento a sus zonas más frías, evitando así el desgaste de las piezas por degradación térmica. Además, utilizar aceites lubricantes en lugar de agua reduce la corrosión que ésta provoca en las piezas de metal. 

La degradación de los aceites lubricantes que se utilizan afecta directamente a la operatividad y productividad de la maquinaria, por lo cual es muy importante tomar medidas preventivas, priorizando el impedir los paros de producción repentinos, que como ya dijimos, se convierten en altos costos para la organización. 

Realizar una valoración de la maquinaria, proceso y sub procesos de la operación ayuda a detectar los riesgos que existen en el trabajo diario, antes de que éstos se presenten y nos obliguen a realizar un paro de labores para reparar las descomposturas de la máquina. 
Como resultado de una correcta valoración podremos conocer y clasificar adecuadamente cuáles son los tipos de maquinaria con los que contamos y cuál es el aceite lubricante indicado para su correcta operación. 

Habitualmente, la degradación y pérdida de propiedades del aceite lubricante inicia con el entorno y el trabajo que realiza el fluido. Es imposible evitar que se desgaste y pierda propiedades, pero podemos retrasar ese proceso, y muy por el contrario, potencializar la eficiencia del líquido. 

Entre las causas más comunes del desgaste está la oxidación, que se debe a la presencia de oxígeno en el trabajo del líquido. Para evitarla, es necesario sellar correctamente los conductos por los que viaja el aceite. La nitración y la sulfatación de los lubricantes no se da de forma repentina, es un proceso gradual debido al progresivo aumento de acidez en el lubricante. 

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable por ninguna falla que resulte del seguimiento de este texto, para mayor asesoría favor de comunicarse con nosotros y con gusto lo atenderemos”

Comentarios

Entradas populares