Diferentes tipos de aditivos en los aceites industriales


Conocemos como lubricación al proceso en el que se introduce un aceite o grasa entre dos partes metálicas, con la intención de reducir la fricción que sufren por el contacto que éstas tienen durante su funcionamiento. 

Sin la presencia del lubricante, las piezas metálicas se desgastarían rápidamente por el aumento de temperatura que generan al funcionar y por la devastación de sus partes originada durante el contacto continuo. 

El lubricante reduce la deformación de las partes y piezas metálicas, absorbe los golpes, reduce y controla la temperatura, protege de la corrosión, aísla los componentes de la contaminación y elimina las impurezas. 

Las características de cada lubricante se determinan de acuerdo con las exigencias del trabajo para el cual la maquinaria en la que habrá de emplearse está destinada. Sin embargo, todos cuentan con una característica en común llamada base lubricante, que representa del 75% al 85% de su composición, y que puede ser de origen mineral o sintético. 

¿Para qué sirven los aditivos?

En cuanto a las bases lubricantes existen dos tipos: las bases minerales, que están hechas a base de petróleo crudo y se obtienen como resultado de procesar varias veces mezclas de hidrocarburos. Su uso varía, ya que pueden emplearse tanto en automóviles como en aplicaciones industriales. 

El segundo tipo es el de las bases de síntesis, que se obtienen mediante reacciones químicas de varios componentes, entre los cuales se utilizan hidrocarburos sintéticos y ésteres. Se caracterizan por tener una viscosidad estable ante prácticamente cualquier temperatura a la que son expuestas, y por su resistencia a la oxidación, lo que permite intervalos más grandes entre los cambios de ambiente.

Además de por su base lubricante, los aceites también se conforman con aditivos que mejoran su eficiencia y su vida útil. La mayoría tiene entre un 15% y un 25% de aditivos en su fórmula, que refuerzan algunas propiedades del aceite base y que sirven para dotarlo de otras con las que no cuenta naturalmente.

Los mejoradores de viscosidad permiten que el aceite sea suficientemente fluido para reducir la fricción en cualquier temperatura, mientras que los aditivos anti desgastantes, como su nombre lo indica, lo refuerzan ante el uso y el desgaste que deriva de él. Los antioxidantes ralentizan los fenómenos que ocasionan la oxidación del lubricante, y los aditivos detergentes mantienen limpio al aceite, evitando la formación de impurezas y gomas por los residuos. 

Los aditivos dispersantes evitan que las impurezas se acumulen, manteniéndolas en suspensión con el movimiento del aceite, mientras que los aditivos de basicidad neutralizan los residuos de ácidos generados por la combustión. Para evitar la corrosión de los materiales metálicos, los aditivos anticorrosivos forman una película protectora en la superficie del material. 

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable por ninguna falla que resulte del seguimiento de este texto, para mayor asesoría favor de comunicarse con nosotros y con gusto lo atenderemos”

Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161