Consecuencias directas e indirectas del exceso de lubricación


Tanto agregar menos del necesario como más del suficiente lubricante necesario para que una máquina industrial funcione adecuadamente, puede generarnos problemas de gravedad. 

Cuando la grasa es demasiada se genera presión, empujando rodamientos a través de la película de fluido y contra la pista exterior. Entonces, el rodamiento tiene que trabajar mucho más para empujar los elementos rodantes a través de una ciénaga de grasa, generando un aumento de temperatura. El calor generado podría disminuir la efectividad del lubricante y hacer que el aceite se separe del espesante. 

A grandes rasgos, estas son las complicaciones que se presentan al abastecer demasiado lubricante, pero, ¿cómo saber cuándo se ha agregado la cantidad justa de grasa? Una buena manera es monitorear el nivel de fricción con ultrasonido a medida que se aplica nueva grasa, lentamente, aunque esta no es la única forma de hacerlo. De acuerdo con las necesidades y posibilidades de cada empresa, el reto es encontrar la manera adecuada y funcional para lograrlo. 

Las consecuencias de no prestar la suficiente atención a este procedimiento pueden ser muchas, entre las que destacan: 

Consecuencias directas
  • Mayor gasto de energía: La viscosidad y pesadez del exceso de lubricante hace necesario que la máquina requiera más energía para mover sus piezas y llevar a cabo sus funciones. Esto, porque la adición de más aceite del verdaderamente necesario hace que cambien sus condiciones tribológicas, desviándolo de su punto de lubricación óptimo.
  • Facilita la contaminación externa: El exceso de lubricación puede hacer que una parte del aceite quede expuesta al ambiente, y recoja partículas contaminantes como polvo y suciedad en general, que posteriormente, durante el funcionamiento de la máquina, llega a integrarse a sus componentes, con posibilidad de causar daños graves, e incluso, irreparables.
  • Sobre calentamiento: La subida de temperatura que resulta del manejo de una cantidad de lubricante mayor a la originalmente necesaria, altera las condiciones de lubricación y obstaculiza el proceso normal de renovación del aceite en zonas críticas. Esto hace que la oxidación del material se acelere, dejando expuestos los rodamientos, que, a su vez, sufren desgaste prematuro e irregular.

Consecuencias indirectas
  • Mayor impacto ambiental: La lubricación excesiva implica, casi por lógica, un mayor vertido de residuos al medio ambiente. Así que, toda empresa ecológicamente responsable, debe llevar a cabo un manejo y recuperación de esos residuos, para evitar que generen un impacto negativo en el entorno. A mayor cantidad de lubricante utilizado, mayor cantidad de desechos que requieren confinamiento adecuado (y costoso).
  • Paro de operaciones: En el mejor de los casos, un fallo o descompostura generará la necesidad de hacer una reparación en la máquina. En el peor de ellos, será necesario remplazarla. Lo que ambos escenarios tienen en común, es el tiempo de inactividad que requieren para poder llevarse a cabo. Así que, el paro de operaciones conlleva retrasos en procesos y entregas, y, por lo tanto, pérdidas económicas. 
Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable por ninguna falla que resulte del seguimiento de este texto, para mayor asesoría favor de comunicarse con nosotros y con gusto lo atenderemos”

Comentarios

Entradas populares