Buenas prácticas para prevenir la contaminación externa en tus aceites lubricantes


Para un adecuado funcionamiento, extensión de la vida útil y potenciar el rendimiento de los rodamientos y, en general, de la maquinaria, no hay nada mejor que una buena lubricación. A su vez, para que el aceitado sea completamente exitoso, es importante cuidar la calidad de los lubricantes. 

La presencia de agua, calor, así como partículas finas de polvo y suciedad en general, representa peligro de contaminación durante el manejo y re abastecimiento de los lubricantes, que puede desencadenar en una merma de calidad del aceite, y que en caso de entrar en contacto con el motor y sus piezas desataría consecuencias catastróficas.

Afortunadamente, se conocen buenas prácticas y herramientas que ayudan a prevenir que esto suceda. Por ejemplo, si una máquina tiene un filtro o respiradero que es lavable o remplazable dentro de sus sistemas de gestión de fluidos, su fabricante nos está indicando que es importante gestionar y controlar posibles problemas de contaminación, así como proteger componentes delicados, principalmente ante condiciones extremas de operación.

De hecho, la mayoría de las veces hace falta poco esfuerzo para lograr niveles efectivos de control de la contaminación. Basta con entender las relaciones básicas que deben existir entre la máquina, el personal de operaciones y el personal de mantenimiento, que no van mucho más allá de la operación en sí de la máquina, el control que el operador tiene sobre este proceso de trabajo, y el cuidado y detección de alertas que los encargados de mantenerla funcionando de manera óptima deben tener sobre ella.

Por otra parte, debemos saber que cuando dos superficies que soportan precisión interactúan, ésta interacción está basada de manera implícita en una película de lubricación, que indispensablemente debe estar desprovista de partículas contaminantes o de agua, para separarse y protegerse entre sí. Los filtros cumplen la función de atrapar esas partículas antes de que puedan entrar en las zonas lubricadas y causar daños en la superficie. 

Aunque los filtros hacen gran parte del trabajo, debemos cuidarlos como parte del todo, que es la maquinaria. Para evitar la contaminación, hace falta diseñar e implementar una estrategia integral que no subestime ninguna posibilidad de entrada de contaminantes. La buena noticia es que para lograrlo se requiere la inversión de poco, y en ocasiones de nada de capital económico. La clave está en adaptar estas necesidades al programa de mantenimiento preventivo, así como capacitar e involucrar tanto a personal operativo como de mantenimiento. 

Toda buena estrategia de prevención de la contaminación, toma en cuenta los siguientes puntos: 
  • Cuidado de la higiene general: La maquinaria se ubica en algún espacio de las instalaciones, y el lubricante se almacena en alguna bodega destinada para ello. No importa cuáles sean estos espacios, empezar por mantener limpio y libre de suciedad todo el edificio es un gran inicio para evitar la contaminación del aceite por agentes externos. 
  • Ingeniería de almacenamiento y transferencia de lubricantes: El uso de equipos de almacenamiento y transferencia especializados, codificados por colores y con cierre, protege los lubricantes de los elementos y la exposición a la contaminación cruzada. También asegúrate de que todas las pistolas y engrasadores se limpien con trapos sin pelusa antes y después de su uso.

  • Cambios de aceite: Realizar cambios de aceite o de filtro con demasiada frecuencia conlleva el riesgo de exposición a contaminantes, mientras que realizarlos con poca frecuencia tiene el riesgo de agotar los medios de filtración y, a su vez, la degradación de los fluidos lubricantes. Esto puede solucionarse verificando la condición de la máquina. Asignar una o algunas de ellas a cada miembro del personal capacitado para este procedimiento, les permitirá familiarizarse e identificar con mayor facilidad cuándo realizar el cambio, así como hacerlo de manera especializada y cada vez más segura. 

  • Limpieza de lubricantes. Es indispensable probar nuevos lubricantes y fluidos a granel para verificar su limpieza y las formulaciones de los paquetes de aditivos antes de ponerlos en uso. Esta es la única forma de garantizar que se hayan entregado en un estado limpio. 

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable por ninguna falla que resulte del seguimiento de este texto, para mayor asesoría favor de comunicarse con nosotros y con gusto lo atenderemos”

Comentarios

Entradas populares