Usos de los fluidos dieléctricos



Desde el punto de vista de la disposición molecular, un líquido puede describirse como gas altamente comprimido en el que las moléculas están muy juntas. Esto es conocido como modelo cinético de la estructura líquida.

Un líquido se caracteriza por su libre movimiento de las moléculas que lo constituyen, sin que éstas tengan la tendencia a separarse.

Los fluidos dieléctricos son los que, además de comportarse con las características anteriormente mencionadas, son muy malos conductores de energía; o bien, muy buenos aislantes, distinguiéndose con la cualidad de poder polarizarse en presencia de un campo eléctrico.

Así bien, podemos decir que todos los fluidos dieléctricos son aislantes; pero no todos los aislantes son dieléctricos. Se trata de sustancias que pueden ser de origen natural, o sintético.

En su mayoría provienen de minerales, y se obtienen mediante el proceso de destilación del petróleo. Los líquidos dieléctricos se clasifican en aislantes en estado gaseoso, y aislantes en estado sólido.

Ambos tienen una amplia gama de aplicaciones en aparatos de alta potencia, por ejemplo, transformadores, cables de alimentación, disyuntores, y conservadores de potencia, por mencionar algunos.

Están encargados de llevar a cabo varias funciones simultáneamente, entre las que destacan:
  • El aislamiento entre las partes que transportan voltaje y el contenedor conectado a tierra, por ejemplo, en el caso de los transformadores.
  • Aislamiento de capas delgadas de papel y otros materiales, como en cables y condensadores, donde se usan aceites o compuestos de impregnación.Enfriamiento por convección en transformadores y cables llenos de aceite, a través de su circulación.
  • Extinción de arco en interruptores automáticos.
  • Los fluidos dieléctricos con alta permitividad en condensadores de potencia logran una mayor capacitancia.

Actualmente existe una gran cantidad de líquidos, tanto naturales como sintéticos, que pueden usarse como fluidos dieléctricos. Todos ellos poseen una resistencia eléctrica muy alta, y su viscosidad y permitividad eléctrica varían en un amplio rango.
La aplicación adecuada de un fluido dieléctrico se determina primeramente por sus propiedades físicas, químicas y eléctricas, y, por otro lado, también deben tomarse en cuenta los requisitos específicos de las funciones que habrá de realizar en un aparato.


Comentarios

Entradas populares