Eleva tu productividad de desmoldeo con estos consejos



Una de las etapas clave para obtener una pieza recién fundida es el desmoldeo. Sobra entonces, decir que es necesario que este punto se lleve a cabo con precisión y eficiencia, por lo cual es básico contar con un adecuado diseño de los moldes de trabajo, así como elegir el desmoldante adecuado.

Conocemos como desmoldantes a las sustancias destinadas a curar la superficie de los moldes, y a ayudar a que el retiro de la pieza sea más fácil debido a que forman una película de liberación.

Los desmoldantes curan los materiales por exposición a la atmósfera, así que dependerá de su calidad y cualidad de semipermanente, su capacidad de aplicarse y curar en moldes expuestos a altas temperaturas, o bien, a temperatura ambiente. Si el desmoldante está elaborado a base de agua, incluso pueden requerir someterse a un ciclo de calor para llevar a cabo la cura.

Otro aspecto a considerar son las necesidades de curado de la pieza específica que vamos a desmoldar. Por ejemplo, el desmoldante semipermanente tiene efectos en la manera en que los materiales deben manejarse. De cualquier manera, todos los procesos de desmoldeo deben llevarse a cabo con precaución, verificando que el molde esté totalmente limpio y libre de todo agente contaminante antes de aplicar la sustancia desmoldante. También debe conocerse el tiempo necesario para que se pueda formar la película de liberación, y por supuesto, dejarlo transcurrir antes de llevar a cabo el desmoldeo.

A continuación, te presentamos los pasos que debes tomar en cuenta para que tus procesos de desmoldeo sean más eficientes y productivos:
  • Correcto almacenamiento de los desmoldantes: Algunas sustancias desmoldantes son especialmente sensibles a factores del ambiente, por ejemplo, al calor o la humedad. Por eso, es necesario verificar que sus envases se encuentren correctamente cerrados, y almacenados en lugares seguros, para evitar que el contenido se altere.
  • No lo “recicles”: Una vez expuestos a las altas temperaturas requeridas para que los desmoldantes elaborados con base en solventes, se alteran de manera que ya no recuperan su estado anterior. Por eso, nunca debes devolver el sobrante en el envase original, ya que esto puede polimerizar el resto del desmoldante, quedando todo el contenido sin utilidad para tus procesos.
  • Dilución correcta: Los desmoldantes elaborados a base de fórmulas son fácilmente alterables, por lo que al diluirse es posible que pierdan su solidez si este proceso no se lleva a cabo de manera adecuada. Cuando esto sucede, es posible que el desmoldante no tenga el efecto penetrador esperado en el molde. Por esto, es mejor no diluirlos, o bien, seguir al pie de la letra las indicaciones del fabricante.
  • Adecuada preparación del molde: Los moldes deben higienizarse detalladamente antes de la aplicación de los desmoldantes; de otra manera, no puede garantizarse el desempeño óptimo de estas sustancias. Es esencial que los moldes permanezcan limpios, sin manchas y con cinta adhesiva bien adherida a su cuerpo. El equipo y procedimiento utilizado durante la aplicación del desmoldante también son clave, por lo que deben estar igualmente limpios y llevarse a cabo con cautela, sin olvidar la higiene de las manos de quien llevará a cabo el desmoldeo.



Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos

Llámanos: 3336844161