La lubricación y el estado óptimo de referencia


El estado óptimo de referencia es un concepto crítico en el camino hacia la lubricación de clase mundial y la confiabilidad mejorada de la máquina. Se trata del estado prescrito en la configuración de la máquina, las condiciones de operación y las actividades de mantenimiento requeridas para lograr y mantener objetivos específicos de confiabilidad durante su operación. La excelencia en la lubricación se logra cuando el estado actual de la lubricación se aproxima al del estado de referencia óptimo.

Hay muchos atributos críticos diferentes del estado óptimo de referencia; todos ellos se relacionan con la preparación de las personas operadoras, la preparación de la máquina, los lubricantes de precisión, la lubricación de precisión y el análisis de aceite. En todos los casos, alcanzar el estado óptimo de referencia implica cambios o modificaciones que nos lleven a lograr que cada uno de los factores que intervienen sean:
  • Precisos y definibles (Por ejemplo, un nivel específico de sumidero de lubricante)
  • Medibles y verificables (Por ejemplo, una viscosidad específica o una ubicación de puerto de muestra).
  • Controlables y sostenibles (Por modificación y por continuidad del programa, respectivamente).
  • Capaces de alcanzar los objetivos de confiabilidad deseados, relacionados con el beneficio financiero, la seguridad y la preparación de la máquina.


Como vemos, se trata de un tema en el que siempre hay mucho por hacer. Para no morir en el intento de alcanzar el estado óptimo de referencia de los lubricantes, algunos expertos recomiendan:

  • Evitar fallas: La lubricación está fuertemente influenciada por la ciencia del comportamiento. Las máquinas fallan en gran medida por influencia humana, es decir, cosas que haces que no deberías y cosas que no haces que deberías hacer. Revisa qué estás haciendo.

  • Controlar lubricantes: La falla de la máquina inducida por lubricante es altamente controlable. La mayor cantidad de este control recae en la organización de su operador. Sin embargo, los fabricantes de equipos originales, proveedores de lubricantes, proveedores de componentes y laboratorios también tienen una gran influencia en la vida útil de la máquina. Son ellos quienes determinan cuál es el estado óptimo de referencia del equipo que estás usando; así que tómalos en cuenta.

  • Practicar mantenimientos periódicos: Los lubricantes limpios, secos y fríos retornan tu inversión de mantenimiento de manera altamente exitosa. El mantenimiento proactivo monitorea y erradica de raíz las causas de problemas, antes de que se produzca un daño grave.

  • Cuidar el abastecimiento: La falta de lubricante es una causa generalizada, aunque en gran medida no reconocida, de falla prematura de la máquina. La inanición moderada de lubricante es a menudo difícil o imposible de detectar, sin embargo, es normal que el hambre de lubricante perjudique las funciones básicas del equipo. Así que examina las sutiles e innumerables formas en que tu maquinaria te puede estar diciendo que necesita abastecimiento de lubricante.

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

Comentarios

Entradas populares