3 razones por las que tu programa de lubricación falla



Los programas de análisis de aceite pueden ayudar a obtener un mayor y pronto retorno de la inversión que las empresas hacen en su equipo industrial. Sin embargo, también pueden fallar si no se gestionan adecuadamente, pues de no ser así, entregarían resultados incompletos o erróneos que le impedirían a la organización obtener la información necesaria para realizar ajustes y mantenimientos. 

A continuación, expondremos las razones más comunes por las que fallan los programas de lubricación cuando son implementados: 

1. Estrategias deficientes de análisis: Es común que se tomen muestras del aceite sólo cuando se sospecha que la máquina tiene un problema, o cuando se presenta alguna otra condición, como la vibración. El análisis de aceite es un juego de tendencias. Si las únicas muestras que alguna vez se analizan son problemas, y no se tiene ningún antecedente de su situación normal, es probable que el diagnóstico no sea confiable. Por lo tanto, debemos asegurarnos de tomar muestras de manera frecuente y regular. 

2. Los intervalos de análisis son muy poco frecuentes: Otro error común es realizar análisis con poca frecuencia. Generalmente esto ocurre por razones de costo; sin embargo, muchos directivos cambiarían de opinión si analizaran con detenimiento el costo de un programa de análisis de aceite usando las frecuencias de análisis correctas y comparándolo con sus ahorros potenciales. Si el costo sigue siendo un problema, debe considerarse reducir el alcance de la prueba en muestras alternativas o tal vez realizar algunas pruebas de aceite en el sitio. Existen pruebas básicas y baratas que se realizan de manera fácil y económica, pero que son considerablemente potentes. También existen herramientas para determinar las frecuencias de análisis requeridas, y una buena regla general es: Equipos críticos mensualmente y equipos menos críticos trimestralmente.

3. Técnicas de muestreo deficientes: El análisis de aceite es como una máquina de salchichas: Lo que saca es lo que pone. Un programa de análisis de aceite es tan bueno como el programa de muestreo de aceite. La extracción de la muestra es probablemente el eslabón más débil en la cadena del análisis, por lo que vale la pena la inversión de tiempo y esfuerzo para asegurarse de que se extraigan muestras representativas con un mínimo de perturbaciones de datos (es decir, contaminación de la muestra).

Básicamente, hay tres formas de tomar estas muestras: Desde el puerto de drenaje; usando un tubo de caída y una bomba de vacío; o de una válvula de muestra dedicada, posiblemente con una bomba de vacío. Los dos primeros métodos son los más propensos a producir una muestra contaminada, y es justo decir que entre ellos representan más del 95 por ciento de las muestras extraídas.

Es por esto por lo que se recomienda instalar válvulas de muestra, de manera permanente y en las ubicaciones correctas. Debe asegurarse que los procedimientos de muestreo estén documentados (Por razones de coherencia) y de que el personal encargado de esta tarea, que resulta fundamental, esté debidamente capacitado sobre cómo llevarlo a cabo.

Comentarios

Entradas populares