10 tips para mejorar el rendimiento de tu equipo de manufactura




En un entorno globalizado y competitivo como el que vivimos actualmente, la eficiencia y la productividad lo son todo. Sin embargo, la excelencia operativa requiere más que mejores equipos y sistemas tecnológicos; su capital humano debe seleccionarse, arreglarse y mantenerse cuidadosamente. Considera que el retorno de la inversión de implementar maquinaria y sistemas nuevos puede perderse si los empleados no sienten que son un componente importante para el éxito de la empresa.

A continuación, presentamos 10 tips que resultan esenciales para conformar equipos dinámicos, capaces de ofrecer excelencia operacional de fabricación necesarios para que las empresas sigan siendo viables a pesar de las exigencias de la economía actual: 

1. Establece un protocolo claro para las metas y expectativas: Incluso el equipo más eficiente del mundo tendrá dificultades para alcanzar objetivos que no están claros para ellos. Por eso, deben describirse los parámetros individuales en relación con el equipo, para concientizar a cada persona. 

2. Evita enviar mensajes mixtos: Un gerente eficaz debe ser un poco psicólogo, en el sentido de que necesita comprender cómo reforzar el comportamiento positivo y desalentar el comportamiento no deseado en sus colaboradores. Solicitar un día un día y proporcionar comentarios inconsistentes cuando producen los resultados que especificó en el próximo no va a producir el comportamiento que deseas; tómalo en cuenta.

3. Ofrece incentivos sólidos: Así como los objetivos deberían traducirse en números, los sistemas de recompensas deberían hacerlo. En la fabricación, esta es una tarea sencilla: Simplemente configura un sistema de bonificación que recompense la producción de unidades de los miembros del equipo. Cuando todo tu equipo supere las expectativas, proporciona ganancias compartidas. Se ha demostrado que los incentivos para compartir ganancias aumentan la productividad.

4. Criticar en privado; aplaudir en público: Al dar retroalimentación a tu equipo, el contexto de tu mensaje es tan importante como el contenido. Por un lado, asegúrate de lidiar con los problemas individuales y personales que están perjudicando la eficiencia, así que avergonzar al trabajador frente a sus compañeros probablemente empeore el problema. Por razones similares, debes vocalizar la aprobación de un trabajo bien hecho frente al resto de los colaboradores.

5. Facilita la interacción entre los trabajadores: Estudio tras estudio ha demostrado que cuando un conjunto de individuos se identifica como un grupo, la productividad aumenta. Por lo tanto, anima a los miembros de tu equipo a interactuar tanto como sea posible. 

6. No ignores las necesidades de los empleados: La sensación de bienestar de un equipo es crucial para maximizar el rendimiento, así que asegúrate de cumplir con esto en todos los niveles. Desde crear un espacio de trabajo seguro, eficiente e incluso estéticamente agradable hasta dar promociones cuando sea necesario, abordar los deseos humanos de sentirse seguros, apreciados y significativos para los demás los ayudará a todos.

7. Lidera con el ejemplo: Se dice fácil pero no lo es, sobre todo cuando hay una brecha cualitativa entre los deberes de los trabajadores y la gerencia. Sin embargo, debes demostrar con precisión los ideales que te gustaría que tu equipo abrazara. 

8. Fomenta la variedad: Los empleados que son nombrados para diferentes roles tienden a ser más productivos. Por supuesto, este es un truco en los pisos que dependen de una especialización aguda de la mano de obra, pero en la medida de lo posible, cambia las asignaciones de trabajo de vez en cuando. Cuando los trabajadores ven su vocación como una cinta sin fin, su eficiencia se ve mejorada.

9. Pide comentarios: Muchos de los pasos anteriores no tienen valor sin un ciclo de retroalimentación claro y honesto entre los miembros del equipo y la gerencia. De todas las formas posibles, crea condiciones en las que cada miembro del grupo sienta que su voz es escuchada.

10. Sé consciente de tus emociones: Los trabajadores rara vez responden bien a los jefes irritables, negativos o maníacos. Sin ser demasiado estoico, trata de mantener el negocio como un negocio y nunca como personal.

Comentarios

Entradas populares