Evolución de los motores industriales

 



Los grandes inventores del siglo XIX transformaron la vida de la humanidad entera. Aunque particularmente el motor de combustión interna revolucionó la movilidad de las personas, su historia está estrechamente relacionada con el surgimiento y evolución de los motores industriales. 


A continuación repasaremos la evolución de estos artefactos a través del tiempo. Todo inició en 1705, cuando Thomas Avery y Thomas Newcomen crearon una máquina de vapor capaz de bombear agua de las minas de carbón. Con esta base, 65 años después James Watt desarrollaría la máquina de vapor más famosa del siglo 18, cuyo uso se extendió durante el siglo 19 gracias a su potencia; sin embargo, esta máquina fue responsable de muchos accidentes e igual cantidad de muertes. 


En 1800 Charles Parsons y Carter Levan inventaron la máquina de vapor con turbina. Fue hasta 1816 cuando, con ánimo de disminuir los accidentes que las explosiones de las máquinas de vapor ocasionaban, Robert Stirling desarrolló un motor de aire caliente, que de hecho, posteriormente se popularizó con el nombre de motor Stirling. 


Michael Faraday fue el encargado de construir el primer motor eléctrico de inducción electromagnética en 1821. Trece años después, fueron presentados los primeros motores eléctricos técnicamente utilizables, a cargo del ingeniero Moritz Von Jacob, pero en 1837 fue construido el primer motor eléctrico especial para uso industrial por L.C. Davenport. 


En 1845 Charles Wheatstone reemplazó el imán permanente del motor por un electroimán, accionado por una batería externa, logrando una mayor efectividad en su funcionamiento. 


Tras descubrir el principio dínamo eléctrico y con ello crear, sin saberlo en ese momento, la base para la ingeniería y el éxito de los motores eléctricos, en 1866 Werner Von Siemens dio pasos agigantados en este camino evolutivo. 


Fue hasta 1873 cuando, accidentalmente, un generador de dínamo inactivo fue conectado a un segundo generador igual que ya se encontraba en funcionamiento, propiciando que el generador inactivo arrancara y funcionara como un motor; esto ocurrió durante la exposición industrial en Viena. 


El brillante Nikola Tesla introdujo en 1888 el concepto de corriente alterna y de motor. A finales de esa década, en 1894, Westinghouse empezó a fabricar motores de corriente alterna; sin embargo, fue hasta 1906 cuando los motores de seis cilindros se introdujeron por primera vez en la industria automotriz mediante Ford. La producción de ese motor duró muy poco, solamente un año, debido a que producía mayor cantidad de energía de la que podía manejar. 


En el mismo tiempo, John Cornes desarrolló la máquina de vapor más importante sólo detrás de la creada por James Watt. Su sistema de regulación la hacía funcionar a un ritmo constante, por lo que su desempeño resultó ideal para la industria textil. 


Durante la Segunda Guerra Mundial, en 1941, los motores eléctricos adquirieron una enorme relevancia, luego de que en 1912 se impusiera el uso del motor de combustión interna gracias a la adición de uno eléctrico, denominado motor de arranque. 


Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.


“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable de cualquier daño que cause el seguimiento de este texto, en caso de requerir información adicional favor de contactarnos”.

Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos o visita nuestro sitio web Llámanos: 3336844161