Implementación del Big Data

 



Para hablar sobre el Big Data es necesario conocer de qué se trata: En términos prácticos podemos definirlo como el análisis y tratamiento de un gran volumen de datos. Y cuando hablamos de una gran cantidad de datos, realmente debe ser muy grande para que la implementación de la Big Data funcione adecuadamente.

El término Big Data es de reciente uso; pero claro que las empresas han estado funcionando correctamente mucho antes de que se implementara este término, sin embargo, fue hasta que las organizaciones comenzaron a recopilar sus datos que pudieron tomar decisiones con fundamentos claros, reduciendo considerablemente la incertidumbre y riesgo.

Para capitalizar el análisis de grandes cantidades de datos es necesario que las empresas establezcan un objetivo, una ruta clara y lógica a seguir para lograr las metas propuestas tras el análisis de los datos. Tal vez puede sonar como magia, pero en realidad el análisis de la big data es tan sencillo como el manejo y comparación de datos cualitativos. Claro, esta es la parte “sencilla” de la estrategia, para lograr obtener los tan deseados resultados del análisis de estos datos, se debe tomar en cuenta los siguientes factores previos al análisis:

Objetivo empresarial: Todas las acciones empresariales deben estar encaminadas al cumplimiento de uno o varios objetivos bien definidos. Primero se deben identificar claramente cuáles son los errores o problemas que existen para identificar cuáles son las vías correctas para corregirlos. Ya sea que se trate de lo más general para cualquier organización como reducir costos o aumentar ingresos u objetivos más específicos. Es importante que esté bien definido a dónde se quiere llegar.

Veracidad de los datos: Esto es vital, las herramientas y fuentes que se utilicen para recopilar los datos deben ser verídicos, fiables y los más específicos posibles, ya que son los encargados de proveer a la big data de contenido, con datos que luego serán la base para la toma de importantes decisiones. 

Implementación del análisis: Tras haber recopilado una cantidad suficiente de datos sobre la problemática que deseamos resolver o en torno al objetivo que debemos cumplir, es momento de colocar toda esta información sobre la mesa y comenzar a analizarla. La clave para un buen análisis es el cruce de los datos, es decir, debemos detectar cuáles son los datos que están directamente relacionados entre sí, cuáles lo hacen de forma indirecta y después cruzar la información. Es aquí donde detectaremos las áreas de oportunidad o los errores más comunes.

Plan de big data: Cuando hemos detectado cuáles son los procesos que se deben ajustar, las acciones que hay que tomar y/o las áreas de oportunidad que se deben fortalecer, procederemos a ejecutar la estrategia que nos ayude a cumplir con los objetivos empresariales. Esta estrategia deberá estar basada totalmente en los datos obtenidos.


El Big Data no se detiene, aun cuando se hayan ejecutado correctamente las estrategias y cumplido los objetivos, sino que se convierte en un ciclo en el que las empresas deben estar recopilando datos constantemente. 

Mientras más datos se logren recopilar se podrá llevar a cabo un mejor análisis de la situación, incluso, es recomendable también observar aquellos procesos o tareas que se consideran exitosas o sin problemas, ya que todo siempre es perfectible; en cambio, lo que no se mide no se puede mejorar.


“Industrias Técnicas Especializadas S.A. de C.V. no se hace responsable de cualquier daño que cause el seguimiento de este texto, en caso de requerir información adicional favor de contactarnos”.

Comentarios

Entradas populares

Contáctanos para cualquier duda o comentario, somos el mejor proveedor de aceite industrial y surtimos a toda la república, da clic en el botón para llamarnos o visita nuestro sitio web Llámanos: 3336844161