La importancia del uso correcto de fluidos de corte en el maquinado


Los fluidos de corte evitan que las altas temperaturas generadas por la fricción afecten a las piezas de la maquinaria involucradas durante cortes de metal, en los procesos de mecanizado. En palabras más sencillas, estos fluidos se usan para deshacernos del calor excesivo, que de no eliminarse, podría dañar la microestructura de los metales en cuestión.

También conocidos como refrigerantes, los fluidos de corte pueden ayudar a mejorar la calidad y precisión durante el manejo de las piezas metálicas. Actualmente podemos encontrar una gran variedad de fluidos de corte disponibles en el mercado, que han surgido a partir de la necesidad de manejar nuevas herramientas, materiales y recubrimientos. 

Sabiendo que el propósito de las operaciones mecanizadas es mejorar la productividad y reducir costos para la organización, mediante una producción alta y eficiente que ocurre mientras la maquinaria se preserva en buen estado, la elección y el uso adecuado de fluidos de corte se convierten en aspectos fundamentales para el cumplimiento del objetivo. 

Casi toda la energía empleada en el proceso de corte se transforma en calor. La función principal de los refrigerantes es enfriar tanto la pieza de trabajo como la herramienta y las rebabas, reduciendo la fricción y la adhesión entre los bordes que tienen contacto. También tienen un efecto anticorrosión y antioxidación. 

¿Cómo lo logran? Bueno, para ser verdaderamente efectivo, el fluido de corte debe tener la capacidad de transferir calor rápidamente. En términos prácticos, su tarea es absorber y llevarse el calor lejos de las operaciones mecanizadas. Para conseguirlo, los refrigerantes poseen una gran capacidad de lubricación; esto le permite reducir la fricción, reduciendo la trayectoria de corte y haciendo que las virutas generadas sean más pequeñas y delgadas. 

Beneficios de los fluidos de corte 

Mantiene en buen estado las piezas: La eliminación de fricción y de calor durante el proceso de trabajo, evita que las piezas que intervienen se expandan y con ello se produzcan en ellas variaciones de formas y tamaños, que derivarían en daños a la estructura del material que se trabaja. Al mismo tiempo se cuida y se prolonga la vida útil de la herramienta empleada, disminuyendo los costos que se generan por el cambio de herramientas y el tiempo de inactividad de la mano de obra. 

Mejores acabados: La disminución de virutas lograda con el uso de fluidos de corte, deriva en la reducción de daños en la pieza de trabajo, como arañazos y deficiencias en sus bordes y dimensiones. Con esto se consigue entregar productos con mejores acabados, logrados de manera precisa y al primer intento. 

Mayor eficiencia: La reducción de fricción y calor que se logra con el uso de refrigerantes o fluidos de corte permiten aumentar de manera segura las velocidades de la maquinaria, y de esta manera se alcanza un incremento de producción, bajo condiciones de corte óptimas y seguras. 

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

Comentarios

Entradas populares