6 consejos para eficientar el proceso de lubricación en tu maquinaria industrial


Que la maquinaria esté correctamente lubricada es el inicio de todo proceso industrial exitoso, pues con ello se garantiza su adecuado funcionamiento y, en consecuencia, el cumplimiento de los objetivos de producción, y la reducción de tiempos de inactividad. 

Lograr la lubricación adecuada no solo depende de comprar el aceite o grasa industrial de mejor calidad; también hay que saber cómo aplicarlo eficientemente. Fallar en cualquiera de esos dos aspectos puede causar fallas importantes tanto en el equipo de trabajo, como en los resultados. 

Es por eso que, a continuación, detallaremos seis consejos que pueden ayudarte a tomar las mejores decisiones para eficientar el proceso de lubricación en tu maquinaria industrial.

Lubricación y revisión manual: Aunque en los últimos años se han desarrollado e introducido al mercado nuevos productos para facilitar, y prácticamente automatizar el proceso de lubricación, no debemos darlo por hecho y dejárselo todo a los sistemas programados. Es importante que, además de emplear medidores de grasa, pistolas de engrase y sistemas computarizados para identificar puntos estratégicos de lubricación, el recurso humano verifique periódicamente que los indicadores estén arrojando datos reales, así como monitorear el estado de filtros y accesorios que los componen, para contribuir a la credibilidad de sus análisis. 

Automatización de la lubricación: Como dijimos antes, los sistemas automatizados de lubricación han venido a facilitar esta tarea. Emplearlos reduce notablemente los costos de mano de obra, y su trabajo oportuni hace que la máquina se lubrique durante los trabajos de producción, reduciendo así la probabilidad de sufrir desperfectos. Por eso, la automatización es una gran opción para eficientar tu proceso de lubricación industrial.

Equilibrio: Es importante alcanzar el equilibrio entre la lubricación manual y la automática. Mientras que la lubricación manual puede ser altamente efectiva para cubrir puntos de lubricación muy específicos y con demanda de relubricación poco frecuente, en ciclos de lubricación cortos es mejor hacer uso de las herramientas automatizadas. Debes tomar en cuenta que, aunque la lubricación manual puede ser costosa, reemplazarla de tajo podría costarte aún más, ya que los técnicos, mientras lubrican manualmente, pueden detectar y corregir irregularidades en la maquinaria. 

Elección de lubricantes: El equipo industrial y sus componentes son tan diversos como los tipos de lubricantes y grasas disponibles en el mercado. Si bien, es importante definir formas y tiempos para aplicar la lubricación, por sí mismo, el lubricante es parte fundamental en este proceso, ya que de nada serviría re-abastecerlo de manera oportuna, si no es el ideal. Una vez identificados los lubricantes que requieres para poner en marcha el equipo que trabaja para tu organización, asegúrate de mantenerlos en existencia en almacén.

Diseña planes: En este punto deberás ser atento y analítico. Si ya cuentas con algún sistema automatizado para la lubricación de la maquinaria, o si destinaste a uno o varios miembros del personal para que la lleven a cabo manualmente, asegúrate de trazar estratégicamente planes y horarios que garanticen que la lubricación se llevará a cabo sin desperdiciar lubricantes, y siempre de manera precisa y oportuna.

Verifica la calidad: Una vez puesto en marcha tu plan, asegúrate de monitorear constantemente la calidad y buen estado de los lubricantes con los que abastecerás la maquinaria. Revisa que los envases se encuentren completamente sellados, sin golpes o alteraciones, y cerciórate de que las fechas de caducidad no han vencido, antes de verter el material en cualquiera de las máquinas.

Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

Comentarios

Entradas populares