La manera correcta de almacenar los lubricantes industriales

Related image


Como en todos los negocios e industrias, los costos de inventario son una preocupación considerable en la industria de los lubricantes, que incluso ha forzado a muchas empresas a cerrar. La protección del inventario es fundamental, y en este ámbito, el almacenamiento adecuado de los lubricantes asegurará la calidad y evitará el desperdicio, impactando positivamente en los números. 

A continuación, presentamos algunos consejos de almacenamiento de lubricantes que pueden ayudar a aumentar la eficiencia en las operaciones de sus fabricantes: 

Almacenamiento de líquidos fresco y seco: Aunque lo mejor es mantener el control del clima, mantener los contenedores de almacenamiento de líquidos dentro de un lugar seguro, fresco y seco es un buen principio. Debemos saber que la luz solar directa puede calentar los fluidos a más de 150 ° F, y con ello provocar una oxidación prematura que puede ocasionar la insolubilidad de los aditivos. Además, las fluctuaciones de temperatura pueden hacer que los contenedores se expandan y contraigan, abriendo lugares donde la humedad puede filtrarse, poniendo en peligro la calidad del lubricante almacenado. 

Estabilidad de congelación / descongelación: El cambio de estaciones y de clima pueden afectar la forma en la que se manejan los líquidos lubricantes. Cada fabricante sabrá si el fluido está congelado o descongelado estable. Debemos recordar que cualquier líquido congelado debe descongelarse completamente antes de usarse, previendo que algunos componentes se descongelarán a diferentes temperaturas que otros.

Etiquetas apropiadas: Los daños en el transporte, las fugas de líquidos, los derrames o cualquier otra cosa pueden dañar la etiqueta de un lubricante, convirtiéndolo para quienes deben manejarlo en un líquido misterioso. Debe tenerse cuidado, y proteger las etiquetas de los envases de cualquier lubricante para eliminar la necesidad de desechar fluidos desconocidos.

Dispensación completa: Tener la configuración y el contenedor adecuados es importante para asegurarse de que se extraiga la mayor cantidad de lubricante posible para su uso. Cosas como los sistemas de estanterías que colocan los tambores en ángulo o los fondos cónicos en tanques más grandes que canalizan el fluido para un drenaje completo son dos ejemplos de una eficiente dispensación de fluidos.  Las líneas de transferencia deben mantenerse siempre a una longitud mínima para limitar la cantidad de residuos y la posible contaminación cruzada de fluidos en esas líneas.

Rotar Stock: Los lubricantes tienen una vida útil de almacenamiento, y para un rendimiento óptimo deben usarse siempre lo antes posible. Los aceites y grasas rectos tienen una vida útil más larga, pero aun así pueden durar solo 3 años a partir de la fecha de fabricación. Los limpiadores y los fluidos de metalurgia diluibles con agua son mucho menos durables, pues su vida útil alcanza solamente un año, por lo general. Se debe conocer siempre la fecha de vencimiento para determinar cuánto lubricante será requerido próximamente. 

Comentarios

Entradas populares