5 tips para extender la vida útil de tu maquinaria



La maquinaria pesada que se utiliza en el trabajo industrial requiere un mantenimiento constante para mantenerse en buen estado de funcionamiento. Cuando no se cuida de la manera adecuada, no importa qué tan grande o costoso sea el equipo industrial, éste funcionará de manera ineficiente. Además, reparar averías es costoso y parar la producción durante el tiempo de las reparaciones lo es más, por lo que siempre será mejor invertir en el mantenimiento. 

Para evitar situaciones adversas que impidan las operaciones regulares de toda planta industrial, a continuación, presentamos cinco consejos: 

1. Capacitar y actualizar en sus conocimientos a los operadores del equipo industrial:  Muchos tipos de maquinaria grande tienen múltiples operadores. Una de las inspecciones básicas en cualquier lista de verificación debe ser supervisar el funcionamiento correcto del equipo. La maquinaria grande debe inspeccionarse tan pronto como se compre. La capacitación del operador generalmente se realiza en ese momento, pero esta no debe ser la única ocasión en la que el personal reciba instrucción. Recordemos que los empleados van y vienen, las habilidades se vuelven obsoletas y la mala operación conduce a fallas que no deben minimizarse. 

2. Agregar y probar lubricantes frecuentemente: Los lubricantes reducen la fricción alrededor de cualquier parte móvil de la maquinaria. Un programa de buen mantenimiento de la lubricación prolonga la vida útil de los equipos y piezas grandes. La lubricación es una de las primeras y más importantes revisiones de mantenimiento. Por eso, deben buscarse signos de exceso de grasa o grasa acumulada en los pistones, además de comprobar que no existan fugas alrededor de los sellos de aceite. No menos importante resulta cerciorarse de utilizar el lubricante correcto. Hay tipos específicos de aceite y grasa para cada componente, por eso deben verificarse las recomendaciones del fabricante.

3. Comprobar si hay signos de desgaste: La vibración, los golpes, las altas temperaturas, la fricción y la edad contribuyen a la descomposición de las piezas en la maquinaria pesada. La vibración puede provenir de engranajes y correas que están fuera de alineación, mientras que el choque puede ser resultado de accidentes y de una mala técnica del operador. Las altas temperaturas pueden provenir del uso prolongado, la fricción, la mala lubricación y las piezas desgastadas, entre otras razones. No debemos olvidar que la edad afecta a muchos componentes clave. Cuando se descubre desgaste en las piezas móviles del equipo, éstas deben remplazarse rápidamente. 

4. Mantener limpia la maquinaria y el ambiente de trabajo: La maquinaria industrial está compuesta de muchos sellos y filtros diseñados para mantener las partes en funcionamiento limpias y libres de contaminación. Dichos sellos deben inspeccionarse regularmente para asegurarse de que estén en buenas condiciones. Los filtros también deben ser inspeccionados y cambiados regularmente. Los respiraderos deben mantenerse limpios para evitar crear un vacío en la cabina que succione los contaminantes hasta ese lugar.

La maquinaria grande debe almacenarse en un cobertizo o en otro edificio si es posible, pues su exposición al viento y al clima puede la pueden llevar a oxidarse y pudrirse. 

5. Tener un programa de mantenimiento y reparación, y mantener buenos registros: Los fluidos, llantas, rieles y sistemas eléctricos de la maquinaria industrial se encuentran entre los componentes que deben verificarse regularmente para el mantenimiento preventivo. 

Comentarios

Entradas populares