¿Cómo seleccionar el lubricante industrial correcto?




La gran variedad de aceites industriales que se encuentran disponibles en el mercado hace que determinar cuál es el adecuado para una maquinaria industrial u otra sea una tarea compleja. Los lubricantes industriales se presentan en muchas variedades y formulaciones, mientras que algunas máquinas requieren mantenimiento y aditivos muy específicos para que, durante su operación, cumplan con las regulaciones y normas que las rigen.

Durante décadas, los proveedores de lubricantes han desarrollado y puesto en la estantería lubricantes especiales adaptados a los requisitos de las aplicaciones industriales. Algunos de ellos consisten en aspectos generales que todos los lubricantes deben cumplir, por ejemplo, la reducción de la fricción y el desgaste, la protección contra la corrosión, la disipación del calor y el sellado. Pero, dependiendo de las condiciones de operación y los procesos de fabricación en la planta industrial, también se puede esperar que los lubricantes cuenten con otras propiedades.

¿Uso general o lubricantes sintéticos?

Cuando se debate entre alguna de estas dos opciones, una de las preguntas que debe resolverse es si la lubricación del equipo se mantendrá a intervalos regulares o si debe ser lubricada de por vida. La respuesta a esta pregunta ayudará a determinar cuál de los dos lubricantes es el más apropiado para usar.

Los aceites, grasas, pastas y ceras, y los recubrimientos adheridos son las categorías más comunes de lubricantes industriales. Normalmente, un lubricante de aceite contiene un 95% de aceite base (la mayoría de las veces de origen mineral) y un 5% de aditivos. En contraste, las grasas consisten en aceites base lubricantes que se mezclan con un jabón para formar una estructura sólida. Las pastas contienen aceites base, aditivos y partículas sólidas de lubricante. Por su parte, las ceras lubricantes están compuestas por hidrocarburos sintéticos, agua y un agente emulsionante, que se vuelve fluido cuando se sobrepasa cierto nivel de temperatura.

Factores que influyen en la selección del lubricante

El requisito clave para seleccionar el lubricante adecuado es la viscosidad del aceite base. Para seleccionar la viscosidad adecuada, debe recopilarse información clave sobre la aplicación en cuestión:

• Velocidad de operación del eje (variable o fija)
• Tipo específico de fricción (como deslizamiento o rodadura)
• Carga y condiciones ambientales.
• Estándares de la industria

La mayoría de los lubricantes de aceite, incluidos muchos aceites de motor, son destilados de aceite mineral de petróleo crudo (petróleo). Los aceites sintéticos como las polialfaolefinas (PAO) o los ésteres sintéticos se producen artificialmente a partir de otros compuestos. Debido a esto, la composición es bastante diferente del aceite de petróleo. Su mayor pureza y uniformidad proporcionan varias propiedades mejoradas, como el índice de viscosidad, la estabilidad de oxidación y el color.

También hay aceites semisintéticos (también llamados mezclas sintéticas), que son una mezcla de aceite mineral y sintético. Esta clase de lubricantes proporciona muchos de los beneficios del aceite sintético, a cambio de un costo menor.
Cuando se opta por el aceite sintético, generalmente lo que se busca es proporcionar propiedades mecánicas y químicas superiores a las que se encuentran en los aceites minerales tradicionales.

Si el equipo industrial se lubrica regularmente, no se necesita el uso de un lubricante sintético o especial diseñado para durar por un período prolongado de tiempo. En este caso, el lubricante solo necesita cumplir con los estándares de rendimiento básicos y ser repuesto con regularidad. Por otro lado, si el equipo será lubricado de por vida, los aceites de base sintética se recomiendan por sus muchos beneficios, por ejemplo:

• Rendimiento de viscosidad a baja y alta temperatura.
• Disminución de la pérdida por evaporación.
• Reducción de la fricción y menor desgaste.
• Eficiencia mejorada
• Estabilidad química y resistencia a problemas de lodos de aceite.
• Extendidos intervalos de drenaje

No podemos dejar de apuntar que, a pesar de sus muchos beneficios, los lubricantes sintéticos también son conocidos por una clara desventaja de costo, comparados con los lubricantes de uso general. Por eso es importante evaluar las características de la maquinaria, ya que el costo puede ser mitigado por intervalos de cambio extendidos, ya que los lubricantes sintéticos y especiales pueden durar cinco veces más que los lubricantes no sintéticos, cuando se usa un aceite base de alta calidad.


Comentarios

Entradas populares