Aceites para compresores. Cuida tu compresor (propiedades de un excelente aceite).


Un compresor es una maquina cuya función es comprimir y desplazar fluidos compresibles (aire, gases, vapor), es decir, reduciendo el volumen e incrementando la presión el fluido gaseoso adquirirá una gran energía que posteriormente proporcionará una gran fuerza motriz para ser utilizada en gran variedad de máquinas y herramientas.

Existen dos grandes categorías de compresores, las cuales son listadas a continuación, así como algunos comentarios relativos a la lubricación de ellos:

1.-Compresores Reciprocantes (De pistón): Este tipo de equipos son de operación intermitente. Las viscosidades típicas utilizadas en este tipo de compresores son SAE 30 y 40, e incluso en algunas ocasiones SAE 50.
2.-Compresores Rotativos (De tornillo): Este tipo de equipos son de operación continua. Las viscosidades típicas utilizadas en este tipo de compresores son ISO 32, 46 y 68.

En general, para ambos tipos de compresores la función del lubricante es:
§  Lubricar
§  Sellar
§  Enfriar
§  Evitar la corrosión de los componentes internos
§  Compatibilidad e inertidad con el gas que se esté comprimiendo

Por lo anterior, es importante seleccionar un lubricante que cumpla con las siguientes propiedades:

Alta estabilidad a la oxidación: Esta propiedad es la principal a vigilar en un aceite de compresor, ya que las condiciones de alta temperatura y presencia de humedad son aceleradores de oxidación. Una buena estabilidad permite tener largos periodos de servicio entre cambios de aceite.

Baja tendencia a la formación de depósitos y lodos: La presencia de ese tipo de solidos produce obstrucción en el circuito de lubricante y degradación de éste. Manteniendo el equipo libre de estos sedimentos se asegura la buena  eficiencia del equipo y durabilidad del lubricante.

Buena filtrabilidad: Esta propiedad es necesaria para asegurar que los aditivos no serán retenidos en los filtros del sistema.

Eficiente demulsibilidad: Esta propiedad es para asegurar la buena separación de la humedad que ingresa por condensación al sistema de lubricación, ya que el agua es un contaminante que promueve la degradación acelerada del lubricante y fuente de corrosión.

Excelente protección contra la corrosión y la herrumbre: Esta propiedad permite tener mayor vida útil de nuestro equipo.


Rápida eliminación de espuma: Esta propiedad permite la eliminación rápida de la espuma generada por la turbulencia del equipo en funcionamiento.




Comentarios

Entradas populares