Historia y ventajas del uso de los lubricantes industriales




Aunque con maquinarias bastante más rudimentarias y primitivas que las que conocemos actualmente, el uso de lubricantes y grasas ha sido necesario y se viene desarrollando desde hace milenios. Esta última palabra tal vez nos deje escépticos, pues estamos hablando de miles de años; sin embargo, registros históricos indican que los primeros usos de grasas lubricantes se remontan a cuatro mil años A.C.

Se trata de vestigios egipcios, que indican que para mejorar la fricción entre las piezas de los primeros carruajes fabricados, los pobladores utilizaban grasas animales y algunos aceites vegetales mezclados con cal.

Así fue hasta el siglo 19, cuando trabajadores mineros empezaron a emplear lubricanes a base de aceites minerales a los que llamaron briqueta, para mejorar el funcionamiento de su maquinaria, que eran demasiado lentas e ineficientes.

La llegada del siglo 20 trajo consigo la aparición de los primeros motores de vapor, los primeros automóviles parecidos a los que conocemos en la actualidad y por supuesto, maquinaria industrial más sofisticada.

Particularmente en la agricultura, la elevada demanda de productos hizo que, a su vez, los agricultores incrementaran su necesidad de producción, haciendo indispensable contar con maquinaria más eficiente.

Para hacer posible todo esto, los productores necesitaron hacerse de maquinaria capaz de soportar el ritmo de trabajo, por lo que surgió la necesidad de contar con grasas lubricantes de mejor calidad que pudieran garantizar ese funcionamiento.

Así fue como empezaron a producirse lubricantes a base de bario, de sodio, de aluminio y otros elementos químicos, dependiendo del uso y parte mecánica para el que estarían destinados.

Actualmente los lubricantes más utilizados son, precisamente, los de origen mineral. La mayoría de ellos son extraídos del petróleo, pues a diferencia de los de origen animal, estos no se oxidan con facilidad y ofrecen mayor estabilidad en el funcionamiento de la maquinaria. Otras de las ventajas del uso de lubricantes industriales en la actualidad son:

  • Mantienen la estabilidad del aparato aún en temperaturas extrema, hasta 400 grados centígrados.
  • Disminuye las fallas en los equipos indusriales y mejora su funcionamiento
  • Menor toxicidad e inflamabilidad que los lubricantes de hace siglos; disminuyendo con esto riesgos de manejo
Encuentra los aceites industriales y la gama de grasas industrialesdesmoldantes industriales,  desengrasantes industriales y anticongelantes industriales de la más alta calidad en Lubrite.com.mx.

Comentarios

Entradas populares